Compártelo en:

septiembre 09, 2010

¿El habito de la comida saludable y la actividad fisica pueden generar desviaciones alimentarias?

Si, este es un tipo de problemática que puede estar asociada a dos tipos de conductas distintas, que son la ortorexia y la vigorexia.

La patología llamada Ortorexia, define a las personas obsesivas en el acto de comer, donde este se transforma en un ritual.

También abarca la elección de los ingredientes, la forma de prepararlos y la cocción de los alimentos.

Comer se transforma en un hecho que los lleva al aislamiento. Pierden sociabilidad, no pueden compartir el momento con amigos o ir a un restaurante porque se sienten observados.

La otra patología se denomina vigorexia y se trata de la adicción a la actividad física en forma indiscriminada y a una dieta especial, ya que eligen alimentos cuyos nutrientes mas importantes son las proteínas.

También se caracterizan por consumir anabólicos y bebidas energizantes.

Estas problemáticas necesitan de una atención profesional para mejorar el estilo y la calidad de vida.





¿Por que es importante reemplazar el azucar?

Se considera que el azúcar blanca o refinada solo aporta calorías vacías.

Esta azúcar, una vez en el organismo, pasa rápidamente a la sangre, se absorbe y es utilizada primeramente por el cerebro; el resto se guarda en el musculo, en forma de glucógeno y lo que no se utiliza se deposita en el tejido adiposo.

Es por ello que se recomienda la disminución de su ingesta.

Por dia se sugiere consumir como máximo entre 30 y 40 gramos.


¿Como incorporar frutas a la dieta?

Es bueno ir creando hábitos de consumo e ingerirlas solas o combinándolas con otros alimentos.

Como por ejemplo, en el desayuno, en un jugo, en un licuado, con el yogur, o luego del almuerzo o la cena como postre.

En invierno son ideales para preparar postres livianos como las compotas.

septiembre 04, 2010

Come seis veces al dia

Tené en cuenta que si comés solo tres veces en una jornada, creás desequilibrios en tu energía.

Por esta razón, alterná grandes comidas con pequeñas colaciones y tratá de consumir algún alimento cada dos o tres horas.

De ese modo te vas a sentir satisfecha y vas a reducir la tentación de querer romper la dieta cada dos por tres.

Es muy recomendable, especialmente al principio, cuando estás más vulnerable y ajustándote a una nueva forma de alimentarte, que te concentres en el tamaño de las porciones.

Lo que te conviene es limitar la cantidad de algunos manjares, sobre todo de aquello que son altos en grasa (como el maní) y carbohidratos (como el arroz y el pan).


Por favor, comé!!

Para lograr que la balanza marque menos, tenes que disminuir la cantidad de comida que consumís ( y hacer más ejercicio). ¿Por qué? Entre el 10 y 30 por ciento de las calorías que quemas todos los días, se gastan mientras masticas y digerís.

Sí, parece mentira, pero satisfacer tus antojos te adelgaza. Pero no todos los alimentos son iguales para ese fin. Es decir, tu cuerpo gasta más al digerir proteínas (alrededor de 25 calorías se pierden por cada 100 gramos que consumís) que cuando ingerís grasas y carbohidratos (10 a 15 por cada 100).
Por eso es mejor seguir una dieta que agregue proteína sana y que sea baja en grasa. Comer más de este grupo de alimentos, en cantidades adecuadas, te va a ayudar a quemar más calorías.

La proteína, además, es el nutriente que construye músculo, y mientras más masa muscular tenés, más rápido es tu metabolismo y más calorías gastás durante el día.

Esto explica por qué cada vez que levantás pesas, generás un leve dolor en tus músculos. Para aliviar ese sufrimiento, tu cuerpo manda nuevas proteínas que reparan. Y son ellas las que fortalecen la estructura celular construyendo nuevas fibras musculares.

Además, las proteínas producen mayor saciedad. Seguir un plan de alimentación alto en proteínas bajas en grasa acelera la perdida de peso del vientre, antes que cualquier otra zona.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...