Compártelo en:

octubre 31, 2010

Helechos del Uruguay


En el país existen unas cien especies de pteridófitas disitribuidas en diferentes situaciones ecológicas y regiones del territorio.

La flora nativa uruguaya cuenta con un alto número de especies de plantas, las que en relación con la escasa superficie del territorio uruguayo, le imprimen una característica particular.


La diversidad de ambientes del territorio uruguayo esta dado por la variada geografía, así como su ubicación en una zona de clima templado y la proximidad de varias biorregiones (chequeña, paranense, atlántica y pampeana), determinan que muchas sean las plantas cuyas poblaciones naturales tengan áreas de ocurrencia que incluyen al menos una pequeña porción del Uruguay.

Diferentes usos del rosal en el jardín

Aquí te cuento diferentes usos que se les pueden dar a los rosales en tu jardin.


Cantero espacioso:
Para la construcción de un cantero de rosas, éstas deben tener una altura similar, por lo tanto hay que prestar atención al tamaño que desarrollan.

Es aconsejable acompañar a las rosas con cubresuelos que no compitan con ellas, tal es el caso de ciertas aromáticas (Santolina, Artemisa, Stachys, etc) u otras plantas de baja altura (Violetas, Ajugas, Geranios botánicos, etc)

Contra un cerco:
Utilizar plantas cuya altura vaya de mayor a menos para lograr una graciosa simetría.

Plantación informal con herbáceas, arbustos o árboles:
Las beráceas resaltan el valor de las rosas y viceversa. Deben elegirse de manera que mantengan el interés cuando la rosa duerma en invierno, sin que en primavera desluzcan su floración. Digitalis y Lilium emergiendo entre rosas antiguas logran un contraste de forma tanto de las plantas como de las flores.

Para quitarle rigidez a un arbusto de ramas rectas, la rosa laxa es ideal pues lo suaviza y con las flores le agrega movimiento.

También se pueden colocar las rosas sarmentosas entre árboles de ramas abiertas o contra árboles secos.

Terrazas, balcones, glorietas y patios:
Las rosas miniatura y los minipies cultivados en recipientes son ideales, así como algunas trepadoras de aromas fragantes, para estos lugares.

En caso de glorietas o pérgolas, las rosas pueden mexclarse con Clematis, Jazmines del país, Passifloras, etc.

Si se dispone de espacio, se cultivan con rosas bajas al pie porque dan continuidad a la imagen.


Texto extraído de la Revista Jardines del Diario El País

Atributos de las rosas


Dentro de la familia de las rosas se encuentran las de flor simple, las de flor doble, los pimpollos híbridos y las antiguas con forma arrepollada.


A su vez, entre las antiguas se distinguen las albas y otras especies con follaje de color grisáceo o verde azulado que les da atractivo aún cuando no tienen flores; y las rugosas, que como lo dice su nombre, poseen hojas texturadas de color verde brillante.


Las híbridas modernas también exhiben follaje de variadas tonalidades de verde. La fragancia es otra característica de las rosas a considerar al momento de la selección. Dicho atributo es muy importante por las sensaciones que despierta, de allí la tendencia a ubicar las plantas próximas a pertas, ventanas o patios.


Las rosas exhalan diversos perfumes; están las que huelen como verdadera rosa, las de aroma a limón, las que evocan el olor a té y aquellas con perfume a especies. También los frutos (escaramujos) y las espinas (acúleos) pueden tener interés decorativo.


Los catálogos tienen en cuenta cada uno de estos aspectos importantes en la toma de decisión, punto de partida del éxito en la integración del rosal al jardín.








Consejos útiles para lograr un Rosal Feliz

Si usted quiere disfrutar de sus rosales, analice el tiempo que dispone para dedicarles. Luego haga el trabajo fácil y organizado, de seguro se verá recompensado.

Los rosales son plantes versátiles que integradas de manera eficiente al diseño del jardín, agregan impacto y color en plena floración, con la ventaja que ya al primer año de plantados lucen sus pimpollos sin hacerse esperar.


Sólo requieren que se tengan en cuenta sus necesidades fundamentales para lograr un buen desarrollo.

Aspectos a tomar en cuenta en el jardín
Antes de elegir los rosales que se van a plantar, es necesario conocer las condiciones de luz, suelo y espacio que el terreno ofrece.

Luz:
Para un rosal es vital estar al sol. Lo ideal es una exposición de por lo menos seis horas diarias, aunque si los rayos solares son muy fuertes, agradecerán un leve sombrado. Sin embargo, el exceso de sombra puede llegar a ser muy perjudicial, pues las plantas crecen mal, producen pocas flores y son más vulnerables al ataque de hongos.

Viento:
Son muy susceptibles al viento por lo que hay que buscar la manera de protegerlos, plantándolos en sitios resguardados.


Suelo:
Un suelo apropiado debe tener cierta acidez y buen drenaje, aunque es fundamen
tal que retenga la humedad.

Competencia:
El plantar rosales al pie de árboles o arbustos grandes puede acarrear problemas de competencia por agua y nutrientes. En tal caso, utilizar chapas o plásticos que delimiten el espacio para las raíces de cada planta. Si se desea agruparlos, es importante dejar una distancia no menor a los 60 cm entre ellos, con el fin de permitir la aireación.

Rosas bien integradas
De acuerdo a las consideraciones anteriores se procederá a la elección del lugar; luego se podrán seleccionar los rosales teniendo en cuenta:
  • tipo ( híbridas de té o floribundas)
  • tamaño
  • cantidad de plantas a utilizar

Existe una gran variedad de rosales entre los cuales se escogerá el más apropiado para cumplir la función asignada en el jardín. Cada rosa necesita su espacio. Ello facilita, además, los trabajos que se le dispensen, sin el riesgo de lastimarse con las espinas.

Para el mejor lucimiento de estas plantas es importante manejarlas en asociación con otras que les sirvan de marco. Entre la gran variedad de combinaciones posibles es bueno saber que las hierbas aromáticas ahuyentan a los insectos, además de armonizar con un buen color acompañante.


Texto extraído de la Revista Jardines de "El País"
Imagenes extraidas de www.fascilisimo.com y www.viajeros.com

octubre 29, 2010

Los Infaltables En Tu Bolso De Gimnasio


Acá dejo una lista con lo que no podés olvidarte para salir del gimnasio hecha una diosa.

1. Una crema hidratante para el cuerpo con SPF
Hidratarse la piel es super importante denro de tus cuidados, pero mucho más después de hacer actividad física. Lo mejor es darte una ducha templada al terminar tu rutina de gym y aplicarte en todo el cuerpo la crema hidratante. También es bueno que tomes abundante líquido antes, durante y después de tus clases de aerobica y de baile. Así, le devolvés a tu organismo parte del agua que perdió en el movimiento y no sentís tu piel tirante al salir del gimnasio.

octubre 24, 2010

Los 10 errores más habituales del entrenamiento

¿Tenés idea de todas las maneras en que, sin pensarlo, podés estar boicoteando tu entrenamiento o tu salud? Te las detallo para que alcances los resultados que buscás.

Error 1:  No variar el entrenamiento
Hacer siempre la misma rutina o clase puede conspirar contra los beneficios que perseguis. Cuando empezas un plan de entrenamiento, tu cuerpo se modifica. Tiempo después, optimiza su rendimiento en esa intensidad y llega a una meseta, entonces la actividad deja de producir efecto. Si seguís sin cambiar, en la etapa siguiente decaés y te cuesta más continuar la rutina. 

Es importante e imprescindible redoblar el esfuerzo, la coreografía y la intensidad para evitar ese proceso metabólico y seguir creciendo.

Error 2:  Ser inconstante
Matarte un dia en el gym y después faltar una semana o empezar a entrenar en octubre para llegar como una diosa a la playa e hibernar de marzo a setiembre está muy mal. Quemar etapas y hacer todo junto y de golpe daña tendones, causa desgarros, contracturas, malas posturas, tensiones musculares y lesiones. La actividad esporadica es mejor que nada, pero si tenés objetivos establecidos, como bajar de peso o ganar un poco de masa muscular, no te va a ayudar a cumplirlos.

Error 3:  Regular mal la bici
Al hacer bicicleta estática, muchas lesiones se producen por n detalle al que pocasa veces se le presta atencion: la maña regulación de la altura de la silla o de los pedales, que producen tendinitis en las rodillas por el sobreesfuerzo. 

Si encima el manubrio te quedó muy alto, fuiste!! Pedalear con los hombros elevados puede contracturar la parte superior de tu espalda y tus cervicales. Muchos dolores de cabeza e insomnio se deben a esto.

Error 4: Abrigarte demasiado para lograr un efecto "sauna incorporado"
Si sos de las que van a las clases de aerobox con campera de nylon y medias largas deajo de las calzas, creyendo que si traspiran mucho adelgazan más rápido, lo único que vas a lograr es deshidratarte y disminuir tu rendimiento. 

Quizás después peses medio kilo menos, claro, pero por eliminar líquido y sales minerales, y con ello vas a entorpecer el proceso de metabolización del organismo y a predisponerte a las lipotimias, a las hipertensiones y hasta a los infartos. Las sales son difíciles de reponer y el medio kilo que bajaste, por otra parte, vuelve a aparecer apenas tomás un vaso de agua.

Error 5: Ir al gym con el estomago vacío
¿Sacarías tu auto a la ruta sin nafta? No es nada aconsejable entrenar sin el combustible adecuado y necesario para el trabajo que vas a realizar. Si tenés un entrenamiento planificado debés ingerir alimentos entre una hora y una hora y media antes, porque para hacer ejercicio es imprescindible estar bien alimentado. Sobre todo, si vas al gym por la mañana, que es cuando tus niveles de insulina están bajos. De lo contrario, tu organismo va a recurrir a las reservas de grasa para conseguir la energía que precisa. 

Si eso te suena genial, tené en cuenta que el metabolismo de las grasas depende de los cabohidratos, asi que ocupate por tenerlos en la sangre porque no sólo te vas a sentir cansada mucho antes, sino que tu cuerpo puede terminar quemando proteínas en busca de combustible. Como si fuera poco, podés sufrir ipoglucemia, que es una disminución repentina de los niveles de azucar. ¿El resultado? Mareos y nauseas, entre otros sintomas desagradables.

Error 6: Hacer actividad física hasta sentir dolor
El dolor es una señal de alarma y de que algo se hizo mal. En general, se debe a una sobrcarga, a que te pasaste con el esfuerzo, a una mala recuperacion, a un insuficiente estiramiento o a falta de descanso. 

Despues de un entrenamiento bien hecho, la sensación tiene que ser de plenitud y relax.. ¡no de que te atropelló un camión!

Error 7: Evitar entrenar en "esos días"
¿ Sos de las que están convencidas de que cuando están indispuestas les hace mal lavarse el pelo y, por eso, faltan una semana al gym con causa supuestamente justificada? Error. Lo único cierto es que, durante la menstruación, las mujeres tendemos a retener más líquidos, algo que puede traducirse en sensación de hinchazón y molestia. Pero para eso el fitness es un buen antidoto. 

Las actividades aerobicas de baja intensidad te ayudan a regular la eliminacion de líquidos y a sentirte más liviana. Lo que hay que evitar son los ejercicios de fuerza, que te generan más pesadez. Otra razón para seguir practicando todo el mes: las endorfinas que producis al moverte ayudan a disminuir los síntomas premenstruales, incluyendo la sensibilidad mamaria, la fatiga y el nerviosismo.

Error 8: Vestirte con lo primero que encontrás
La ropa y el calzado son muy importantes al entrenar. Opta por prendas de algodón o sintéticas con tecnología dry fit. Y no te olvides de ponerte un corpiño deportivo que te permita hacer los ejercicios con mayor comodidad y proteja tus pechos del movimiento constante al que se ven sometidos. 

Si tenés la constumbre de usar y abusar de las zapatillas hasta que caminan solas, cuidado: cuando están demasiado gastadas pierden la capacidad de absorber impactos y aumentan el riesgo de lesiones.

Error 9: No hidratarse lo suficiente
Es típico: te subís en la cinta, prendés tu Ipod, y te largás a correr al ritmo de Madonna hasta que el reloj marca 30 minutos. En el medio, te olvidaste de algo: beber líquido!! En los salones mal acondicionados y llenos de gente, la sdoración es mayor que al aire libre. 

Eso hace mermar tu resistencia y te expone a la deshidratación e, incluso, a golpes de calor. ¿Solución? Pedir que abran las ventanas y tomar líquido antes, durante y después del ejercicio.

Error 10: Tonificar sólo la panza, la cola y las piernas
Sí, tenés poco tiempo para entrenar y querés optimizarlo dedicandote exclusivamente a esas áreas que nos preocupan a las latinas, no? Después de todo, ¿quién se acuerda de los hombros o de los gemelos cuando llega el momento clave de lucir la bikini? Probablemente nadie, pero entrenar los grupos musculares en forma despareja puede generar ciertos desequilibrios en tu cuerpo que se hacen sentir de forma inmediata: si te excedés con los abdominales pero no hacés espinales, el desajuste se dará en la zona lumbar, trayéndote molestias, lesiones, o inclusio, hernias. 

Si te matás con los glúteos y te olvidás de los flexores de cadera, podés terminar con problemas de rodillas y cervicales. Entonces no es bueno llegar a esos extremos poque el resulado final puede ser un trabajo desproporcionado en ciertas zonas de tu anatomía, en lugar de una figura sexy y tonificada.





Extraido de: Revista Cosmopolitan Fitness Argentina Año 12 nº 2 Noviembre 2008

Aprende a quemar más calorías

Sí, tenés que moverte si querés perder peso...

Aumentar la capacidad de tu cuerpo para eliminar grasas es más sencillo de lo que imaginás. ¿El secreto? Seguir ciertas reglas.

¿Cuántas veces te frustraste al subir a la balanza pensando que, después de varias semanas de intalarte en el gym, habías bajado al menos un kilito? El tema es que hay ciertas claves a la hora de quemar calorías. No es lo mismo hacer step o salir a correr que pasear en bici.

La frecuencia de entrenamiento también influye en el momento de olvidarte del peso extra.

El prinicipio fundamental para reducir centimetros es no limitarte a hacer actividad física porque también es importante que quemes más calorías de las que consumís a traves de una ingesta limitada de grasas.

Cambiar grasa por músculo es el mejor negocio cuando buscás combinar salud y estética.

Cuando practicás actividad física, tu cuerpo obtiene la energía de dos fuentes:
1. recuerre a la glucosa , y pasado un determinado tiempo
2. recuerre a las grasas acumuladas.

Si seguís una clase aeróbica de baja intensidad, tenés que entrenar de 40 a 60 minutos en forma continuada para notar resultados. Por el contrario, al aumentar la intensidad quemás más calorías en menor tiempo.

Las rutinas aerobicas de alto impacto, como trotar, correr, hacer spinning, permiten eliminar más calorías que las de bajo impacto como caminar, andar en rollers, nadar.

En resumen, las actividades que más te sirven para olvidarte del exceso de peso corporal son las que involucran simultáneamente el trabajo de varios músculos, como los brazos, las piernas, los glúteos, el toráx y la espalda, porque el nivel de calorías gastadas es superior al de un entrenameinto localizado.

Sin embargo, es recomendable complementar la rutina cardiovascular con ejercicios de musculación, ya que éstos provocan un desgaste energético más allá del entrenamiento: los músculos trabajan consumiendo calorías también en estado de reposo.

Al elegir una actividad para quemar muchas calorías, tenés que considerar tres factores.

1. Que las piernas concentran una mayor cantidad de músculos. Por eso, andar en bicicleta o correr, son excelentes alternativas que no podés dejar de lado.

2. El gasto de calorías se puede incrementar a través de ejercicios en los que el cuerpo deba soportar su propio peso. Asi, las caminatas se convierten en la mejor opción para quemar grasas acumuladas.

3. El movimiento combinado de brazos y piernas produce un mayor desgaste de energía. Para esto, las clases aerobicas son las mejores aliadas.

Ponete en marcha entonces!!!

Extraido de: Revista Cosmopolitan Fitness Argentina. Año 12 Nº 2 Noviembre 2008
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...