Compártelo en:

marzo 02, 2011

El Maní o Cacahuete

El maní hace tanto o más milagros que la soya, sus propiedades terapéuticas son tantas y tan maravillosas que se le considera un alimento funcional y multivitaminico.

Realmente es una legumbre, aunque popularmente se le puede considerar un fruto o una nuez. 

El maní es originario del Perú, específicamente de la costa andina peruana, los estudios han encontrado los restos más antiguos en la culturas Sipán y Pachacámac del mismo país.

Se han encontrado preciosos collares de oro y de plata con cuentas en forma de maní lo que indica que esta legumbre era considerado casi una deidad por aquellos pobladores que lo incorporaron su dieta diaria además de darle valor mitológico lo cultivaban porque creían que tenia poder afrodisiaco.

Adicionalmente existe en Perú el maní del Inca o Sacha Inchi, que es también consumido desde la época pre inca.

En algunos países como México se le conoce como cacahuate y otros como cacahuete. La mantequilla de maní se ha extendido a todo el planeta y es muy común tanto prepararla en casa como comprarla en los supermercados.

Propiedades medicinales y nutritivas del maní

Su alto contenido de vitaminas, aceites omega, proteínas y antioxidantes. Lo hacen benéfico para la salud porque es un aceite de alta calidad para el consumo humano ya sea doméstico o industrial, cosmético y medicinal.

Mediante investigaciones, se ha demostrado que el maní refuerza el sistema inmunológico; regula la presión arterial; puede atrasar la llegada de glucosa a la sangre por su alto contenido de carbohidratos, podría prevenir y retardar el desarrollo de algunos tipos de cáncer, ayuda a disminuir los niveles de colesterol, evita el estrés, y los males del sistema digestivo.

Su contenido de minerales es ventajoso para el organismo, los contiene en proporciones de hierro 4 miligramos por ciento igual a la carne; calcio 128 miligramos, igual al de la leche; y el fósforo, 49 miligramos más que la soya, vitaminas B1, B2, y sobre todo la vitamina PP (niacina B3), en mayor cantidad que las frutas y verduras en general.

Esta milagrosa legumbre al tener nutrientes del grupo de la vitamina B, hace que aquellas personas aquejadas por alguna enfermedad y que no puedan consumir proteínas y grasa de animal, tienen en este vegetal una buena opción.

Este agradable alimento también es un buen diurético, combate la anemia y fatiga ayudando a restablecer el tracto digestivo pues no es un alimento indigesto.

Formas de consumo del maní

Como harina se prepara pan y galletas agradables y nutritivas, con el maní molido, se prepara una exquisita bebida llamada “Chicha de Maní “que sirve como reconstituyente y refresco para personas enfermas, también se le halla en forma de confites, bizcochuelos y postres.

Como aceite el maní es tan bueno como el de oliva y tiene la cualidad de no alterarse con el tiempo.

Igualmente, se le consume como complemento en los guisos no saben lo que se pierden al comer un exquisito; conejo al maní, papa con maní, ocopa a la arequipeña, la forma más común y recomendable de consumirla es al natural, pelando su vaina y comiendo el fruto directamente.

El maní crudo puede resultar indigesto para algunas personas pero es la mejor manera de aprovechar sus ricos aceites.

La variabilidad para el consumo del maní es infinito se consume; crudo, asado al horno, frito, como ingrediente de platos dulces y salados. Asimismo, con él se fabrica aceite, harina y un pate conocido como mantequilla de cacahuete sustituyendo a la de leche con más efectividad.

También sirve como alimento de engorde y de forrajero para los animales usando las ramas de esta planta, ya sean frescas o secas.

Actualmente la producción del maní se ha extendido en casi todo el mundo, especialmente en los países y zonas donde no abunda el agua y es por ello que sus variedades se incrementan.

En el Perú las zonas costeras como las provincias de Cañete, Ica, Lima, Huacho, Piura son las privilegiadas con el cultivo de este maravilloso vegetal que la naturaleza brinda generosamente hace milenios de años beneficiando la salud de los seres humanos.

Mantequilla de maní

La mantequilla de maní contiene hasta 25% de proteinas, 20% de carbohidratos y 50% de grasa, por lo que no es bueno para dietas de bajar de peso.

Esta mantequilla se prepara con diversas recetas desde América hasta Asia. La forma de jalea o pasta ha sido utilizada desde los antiguos pobladores de las Américas.

En algunos países como USA es una especie de adicción y se le encuentra en casi todos los supermercados. Puede presentarse como una pasta homogénea o presentando trocitos más o menos pequeños de maní dentro de su composición.

Algunas mantequillas de maní contienen azúcar y sal, en diversas proporciones.Es preferible hacerla en casa, ya que las industrializadas contienen preservantes. En todo caso mira la etiqueta de cada producto.

Alergias y contraindicaciones del maní

Cuando se dice que su consumo debe ser moderado nos referimos a que si bien es cierto este nutritivo y antioxidante alimento tiene valiosas propiedades terapéuticas, también presenta contraindicaciones o secuelas negativas como las alergias, que es necesario considerarlas ya que organismos como el de los niños son más proclives a reaccionar con una alergia alimentaria, en contraparte a la ingesta de sustancias dañinas.

En el caso del maní el organismo infantil lo identifica erróneamente confundiendo sus proteínas con sustancias negativas. Esta alergia puede presentarse en forma de reacción cutánea como ronchas rojas grandes o muy pequeñas, opresión en el pecho, picazón alrededor de la boca o garganta en estos casos se recomienda acudir al médico de inmediato.

La alergia al maní llega a producir un shock anafiláctico, que es una respuesta generalizada del organismo con riesgo grave de la vida.

Aproximadamente el 1% de los niños tiene alergia al maní. Hacia los 6 años logra sanarse aproximadamente el 20%, el resto puede sufrirlo de por vida, por lo que debe hacerse consultas periodicas. No todas las alergias al maní son graves, pero debe tenerse cuidado.

La alergia al maní puede deberse a contactos directos (ingesta de maní); cruzados (manipulación) así como a la inhalación de polvos o aerosoles hechos con maní. La alergia al maní es muy peligrosa y debe ser detectada preventivamente.

Fuente: http://vidaok.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...