Compártelo en:

agosto 09, 2011

Primeros auxilios en accidentes oculares

Los accidentes oculares pueden ocurrir por:

Quemaduras térmicas:
Ocurren por chispas, cabeza de fósforo que salta, cigarrillos, en general alcanza con lavar el ojo con suero fisiológico o con un colirio de lágrimas, y colocar un paño con agua fría sobre los párpados.

Quemaduras químicas
Son frecuentes potencialmente muy graves. 

Pueden ser por:

Ácidos (ácido de batería, agua oxigenada) pueden llevar a la pérdida del ojo, los ácidos lesionan severamente, pero producen precipitados que limitan su penetración en el ojo.

Álcalis (detergentes, soda, potasa, amoníaco, cal, Pórtland) causan lesiones severísimas, porque el álcali sigue penetrando durante varias horas profundizándose en el ojo, extendiendo la quemadura y puede aparecer zonas de isquemia.

Solventes y productos del petróleo. 

Todas las quemaduras químicas tienen que tratarse inmediatamente con lavado con suero o agua abundante y durante 20 minutos, moviendo los ojos para que el lavado cubra todo el ojo.

El lavado tiene que ser inmediato. La visión se juega en ese momento. Hay que consultar al oftalmólogo urgente.

Quemaduras por radiaciones, por soldadura eléctrica, radiación UV, hornos y calderas.

Son motivo de consulta diaria en la urgencia las provocadas por el arco de la soldadura eléctrica cuando no se usa la protección adecuada. Éstas son dolorosas, aparecen varias horas después de haber soldado, y hay que esperar que se regenere el tejido superficial de la córnea. Se indican gotas o crema lubricante, analgésicos y oclusión de los párpados.


Contusiones. Varían desde un simple “ojo negro” sin lesión ocular, alcanza con poner un paño frío, a fractura de la órbita en donde se ve doble al mover la vista, y hemorragias y lesiones endoculares, en los que la visión está alterada. Hay que consultar al oftalmólogo de urgencia.

Heridas, varían entre simples erosiones hasta estallidos del ojo con salida de tejido interno del ojo. Debe consultar al oftalmólogo urgente. Puede necesitar cirugía de urgencia. Debe cerrarse el ojo y colocar un apósito para mantener los párpados cerrados a fin de evitar mayor prolapso de los tejidos.

Cuerpo extraño, los de la conjuntiva pueden extraerse por lavado con un colirio. Al enclavado en la córnea tiene que extraerlo un médico entrenado.

Los intraoculares, son esquirlas de la piedra o los metales golpeados proyectados a gran velocidad y requieren cirugía.

Los riesgos de accidentes oculares están relacionados con:
  • Partículas que se encuentran en el aire
  • Sustancias químicas o líquidos orgánicos
  • Traumatismos con herramientas y máquinas
  • Chispas
  • Proyectiles varios
  • Radiaciones UV

En general ocurren por descuido, falta de atención, exceso de confianza y en no respetar las recomendaciones que vienen con las máquinas eléctricas.
Recuerde que los lentes de protección son baratos. Consiga uno y úselo cuando haya riesgo ocular en su tarea.

No se descuide cuando utiliza productos químicos, entre éstos los detergentes de uso doméstico, son muy peligrosos. Siempre tenga una fuente de agua próxima y deje despejado el camino para llegar a ella. En unos segundos se juega la visión.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...