Compártelo en:

octubre 16, 2012

Los Adolescentes y Las Drogas


Los adolescentes son las principales víctimas de las drogas. Por tal motivo, el ámbito familiar cumple un rol fundamental en la recuperación de cualquier problema, sin embargo también puede ser la desencadenante de una enfermedad adictiva.

Cuando el adolescente crece en un ambiente de amor y seguridad, ven modelos de conductas coherentes, aprenden a tomar decisiones importantes, por lo tanto es probable que no adquieran el hábito de consumir drogas.


La mejor herramienta para evitar cualquier posibilidad es prevenir, esto se logra informándose de las drogas
La mejor herramienta para evitar cualquier posibilidad es prevenir, esto se logra informándose de las drogas, para orientar de esta forma a nuestros hijos para que sepan decir no a las drogas.

Las medidas que tomemos para prevenir el problema no garantizan el éxito, pero aumentan en forma considerable las posibilidades de alcanzarlo.

¿Por qué mi hijo consume drogas?

Quizás te hagas preguntas como la siguiente: ¿porque mi hijo consume drogas?. La respuesta sin embargo es que no hay una sola razón por la cual se llega al consumo de drogas por parte de nuestros hijos.

Se dice que la droga se utiliza como medio para escapar de los sentimientos de insatisfacción, dolor, ansiedad o frustración. Otras razones pueden ser para superar inhibiciones y ser aceptado por los demás.

Sin embargo, entre los adolescentes una causa del consumo de drogas es el impulso a consumir por la presión que tiene de compañeros o amigos.


¿Cómo descubro si mi hijo consume droga?

El adolescente que consume droga disimulará y desviará la atención para que nadie descubra que consume drogas, por ello es difícil descubrir si un adolescente es consumidor de drogas.

Sin embargo, existen algunos signos que ayudan a indicar si nuestro hijo consume droga y son:

  • Posesión de pipas, papel de enrollar, frascos de descongestivos, jarabe para la tos, Gotas oculares, Agujas hipodérmicas, Píldoras
  • Evidente preocupación y hostilidad ante las conversaciones o los chistes sobre drogas
  • Hablar incoherentemente
  • Mala memoria o poca atención
  • Indiferencia ante la higiene personal
  • Cambios bruscos de estado de ánimo
  • Dinero de origen inexplicable
  • Predisposición a las discusiones
  • Repentinas reacciones de cólera
  • Insomnio
  • Nuevo círculo de amigos y ocultamiento de información sobre lo que hace
¿Qué hago para que mi hijo no consuma drogas?

  • Lo primero que nada es la prevención. Informando y educando en lo referente a las drogas.
  • Promover el sentido de responsabilidad mediante el ejemplo personal.
  • Interesarse en las actividades de nuestros hijos y en la de los amigos que frecuentan.
  • Relacionarse con los padres de los amigos de nuestros hijos.
  • Explicar a nuestros hijos los riesgos del abuso de drogas. Es preferible que sean los padres que le brinden esta información y no los amigos.



Fuente: Enciclopedia Cormillot


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...