Compártelo en:

octubre 31, 2010

Consejos útiles para lograr un Rosal Feliz

Si usted quiere disfrutar de sus rosales, analice el tiempo que dispone para dedicarles. Luego haga el trabajo fácil y organizado, de seguro se verá recompensado.

Los rosales son plantes versátiles que integradas de manera eficiente al diseño del jardín, agregan impacto y color en plena floración, con la ventaja que ya al primer año de plantados lucen sus pimpollos sin hacerse esperar.


Sólo requieren que se tengan en cuenta sus necesidades fundamentales para lograr un buen desarrollo.

Aspectos a tomar en cuenta en el jardín
Antes de elegir los rosales que se van a plantar, es necesario conocer las condiciones de luz, suelo y espacio que el terreno ofrece.

Luz:
Para un rosal es vital estar al sol. Lo ideal es una exposición de por lo menos seis horas diarias, aunque si los rayos solares son muy fuertes, agradecerán un leve sombrado. Sin embargo, el exceso de sombra puede llegar a ser muy perjudicial, pues las plantas crecen mal, producen pocas flores y son más vulnerables al ataque de hongos.

Viento:
Son muy susceptibles al viento por lo que hay que buscar la manera de protegerlos, plantándolos en sitios resguardados.


Suelo:
Un suelo apropiado debe tener cierta acidez y buen drenaje, aunque es fundamen
tal que retenga la humedad.

Competencia:
El plantar rosales al pie de árboles o arbustos grandes puede acarrear problemas de competencia por agua y nutrientes. En tal caso, utilizar chapas o plásticos que delimiten el espacio para las raíces de cada planta. Si se desea agruparlos, es importante dejar una distancia no menor a los 60 cm entre ellos, con el fin de permitir la aireación.

Rosas bien integradas
De acuerdo a las consideraciones anteriores se procederá a la elección del lugar; luego se podrán seleccionar los rosales teniendo en cuenta:
  • tipo ( híbridas de té o floribundas)
  • tamaño
  • cantidad de plantas a utilizar

Existe una gran variedad de rosales entre los cuales se escogerá el más apropiado para cumplir la función asignada en el jardín. Cada rosa necesita su espacio. Ello facilita, además, los trabajos que se le dispensen, sin el riesgo de lastimarse con las espinas.

Para el mejor lucimiento de estas plantas es importante manejarlas en asociación con otras que les sirvan de marco. Entre la gran variedad de combinaciones posibles es bueno saber que las hierbas aromáticas ahuyentan a los insectos, además de armonizar con un buen color acompañante.


Texto extraído de la Revista Jardines de "El País"
Imagenes extraidas de www.fascilisimo.com y www.viajeros.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...