Compártelo en:

febrero 01, 2011

La Importancia de cuidar tu piel

Todos los días, y en todo momento, el rostro de una mujer es su carta de presentación.

Es lo primero que ven nuestros amigos, los compañeros de trabajo, los extraños y nosotras mismas. Por eso, no hay mujer que no intente mantenerlo fresco, joven y saludable. Para lograrlo, nos preocupamos por encontrar los productos que mejor nos ayuden, pues naturalmente con los años la piel va perdiendo su elasticidad natural y la tonicidad. Por eso, las mujeres podemos ser y sentirnos jóvenes, pero también el aspecto de nuestra piel debe acompañar esa vitalidad natural.

Aquí te aclaramos las dudas tales como:

¿Cuándo hay que comenzar a cuidar la piel?, 
¿Es la adolescencia el mejor momento para invertir en el cuidado de la piel? , 
¿Cuál es el secreto? y 
¿Por qué es fundamental la limpieza?

¿Cuándo hay que comenzar a cuidar la piel?

En general las mujeres comenzamos a ocuparnos y preocuparnos por la piel cuando se hacen evidentes los primeros signos del envejecimiento. Cuando aparecen las primeras arrugas, cuando se dejan ver las líneas de expresión alrededor de los ojos y perdemos esa suavidad natural, es el momento en que las mujeres empezamos a pensar qué hacer, a consultar cómo podemos revertir el proceso de envejecimiento que comienza a manifestarse. Esto es un error.

Una inversión que empieza en la adolescencia

La adolescencia es el mejor momento para iniciar los cuidados de la piel, cuando aún se conserva toda la tersura, la luminosidad y elasticidad natural. La aparición de arrugas es una cuestión de edad pero también de cuidados. Por eso es tan importante prevenir y adoptar desde la adolescencia un hábito de limpieza diaria. Es muy importante también, hidratar y nutrir la piel con un producto específico como una crema hidro-nutritiva. Con estos simples cuidados es posible tener, a través de los años, un cutis terso y joven. 

Cuanto antes empecemos a cuidar la piel, más tarde se hará evidente el paso del tiempo y el envejecimiento.
Quizás las adolescentes y muchas mujeres adultas no sean conscientes de los beneficios, pero con el tiempo, aquellas que hayan adquirido los hábitos de cuidado de la piel, notarán la diferencia y se sentirán satisfechas al mirarse al espejo. Hay que tomarlo como una inversión a largo plazo en la que los beneficios se ven con el tiempo.

¿Cuál es el secreto?

Dedicación y constancia es el único secreto para mantener tu cutis saludable, hidratado y fresco. Sólo necesitás dedicarle tres minutos cada día para lucir y sentirte bien. Como todas las grandes soluciones, la receta es bastante simple: limpieza, hidratación y nutrición.

Limpieza, un paso fundamental para tu piel

La limpieza de la piel es la operación más importante de esta rutina, y es imprescindible realizarla de forma correcta. Si no limpiamos el rostro adecuadamente, los productos nutritivos o hidratantes que nos aplicamos no pueden traspasar esa capa formada por células muertas y suciedad ambiental, impidiendo que la crema actúe eficazmente.

Una buena limpieza nocturna permite quitar todo aquello que se fue adhiriendo durante todo el día y repetir esta acción al levantarse elimina las toxinas que libera la piel mientras descansa.

Recordá que este paso es sumamente importante tanto cuando usás maquillaje como cuando no. A la hora de elegir los productos de limpieza te recomendamos tener en cuenta tu tipo de piel y el tiempo que dispongas para realizarla. 

Fuente: Pond´s Institute
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...