Compártelo en:

septiembre 22, 2011

Sobre la piel y el envejecimiento

★★★ En la piel expuesta, el envejecimiento se desencadena por factores intrínsecos y por factores extrínsecos

Los factores extrínsecos son por ejemplo: 
  • la radiación solar
  • la contaminación ambiental 
  • las condiciones extremas del clima.



La consecuencia es que la piel presenta un stress oxidativo que puede provocar:
  • citotoxicidad, 
  • alteraciones en el ADN, 
  • mutaciones y 
  • otras patologías asociadas.


Es la radiación ultravioleta el factor exógeno que más incide en la generación de radicales libres y en el fotoenvejecimiento cutáneo, lo que lleva a la deshidratación de la piel, manchas, surcos y arrugas prematuras.

En condiciones normales, el organismo posee mecanismos endógenos y vitaminas antioxidantes aportados por la dieta, que permiten neutralizar los efectos nocivos de los radicales libres.

La vitamina A regula el crecimiento y la diferenciación de las células epidérmicas, disminuye la inflamación y mejora la función del sistema inmunitario.

La vitamina C además de ser antioxidante, contribuye a aclarar pigmentaciones y es un fotoprotector biológico natural.

La vitamina E también actúa bloqueando químicamente los radicales libres.

La Piel del cuello y escote

La piel del cuello tiene una tendencia natural a la flacidez y a la arruga, mientras que la piel del escote tiende a la deshidratación, surcos y manchas por la excesiva exposición solar.


Area de los ojos

El área periorbitaria posee una dermis y una epidermis muy delgadas, por lo cual la hacen más vulnerable a la agresión de agentes externos, en especial a la radiación ultravioleta, que produce un envejecimiento precoz de la zona.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...