Compártelo en:

junio 01, 2011

El Aspartamo

El aspartamo es un edulcorante no calórico descubierto en 1965 y comercializado en los ochenta. Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA). 

Sin embargo, ciertas voces han reabierto el debate sobre los riesgos que el aspartamo pudiera representar para la salud.




El aspartamo es un edulcorante no calórico descubierto en 1965 y comercializado en los ochenta. Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA).

El aspartamo es un polvo blanco e inodoro que se emplea en numerosos alimentos en todo el mundo. Se comercializa bajo varias marcas, como Natreen, Canderel o Nutrasweet, y corresponde al código E951 en Europa. El aspartamo es estable cuando se encuentra seco o congelado, pero se descompone y pierde su poder edulcorante con el transcurso del tiempo, cuando se conserva en líquidos a temperaturas superiores a 30 °C.

La dulzura relativa del aspartamo es de 150 a 200 veces más dulce que el azúcar. Es necesario destacar que todos los edulcorantes se clasifican con respecto a la sacarosa o azúcar común, por lo que el valor de 200 veces es obtenido en comparación con diluciones hechas en laboratorio de sacarosa (dulzura relativa = 100) al 15%.

Aspartamo: un endulzante bajo sospecha

Recientemente se han publicado dos estudios (informe Ramazzini y Barcelona) que cuestionan seriamente la seguridad del endulzante más extendido en el mundo: el aspartamo, E-951, que está presente en más de 6000 productos, sobre todo los productos light como los refrescos de cola.

Los miedos por su toxicidad hizo que durante 8 años la FDA denegara su aprobación por pruebas de numerosos científicos y grupos de consumidores que demostraron daños graves en el sistema nervioso central y que produce cáncer en animales. Aunque finalmente y por diversos motivos se aprobó en 1981. Desde entonces su uso diario se ha disparado.

El aspartamo es un edulcorante no calórico descubierto en 1965 y comercializado en los ochenta. Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA).

¿Cuáles han sido las consecuencias?

En EEUU lo relacionaron con el aumento de tumores cerebrales en el país. Y miles de consumidores americanos se han quejado de dolor de cabeza, depresiones, perdida de memoria, vértigos, pánico, epilepsia, etc.

Mission Possible es una organización para denunciar los peligros del aspartamo y cuenta con más de 10.000 denuncias de consumidores y con dos trabajos científicos importantes e independientes. Calculan que hay mas de un millón de afectados que no han denunciado.

Betty Martini es la fundadora y activista de esta organización y advierte que “un solo refresco con aspartamo ya puede ser peligroso”. Una de las causas es que el aspartamo lleva metanol de toxicidad comprobada incluso en cantidades muy
pequeñas.

Incluso existe un documental al respecto (Sweet Misery) que ofrece una visión critica y extensa del aspartamo con testimonios reales de afectados.

Ojala todo este movimiento de consumidores americanos consigan que la FDA reconozca estos peligros. 

¡La salud de toda la Humanidad podría beneficiarse¡


Fuente: http://biomag-med.blogspot.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...