Compártelo en:

enero 12, 2011

La Moda que Incomoda

Zapatos que aprietan, elástios que cortan la respiración, tratamientos que qeman la piel...
Chequeá nuestros consejos para mantenerte saludable sin dejar de lado tus diseños favoritos.

Mantener tus pies a presión en unos hermosos stilettos y embutir tus muslos en ropa ajustada parecen sacrificios en honor de la belleza, incómodos pero inofensivos. Sin embargo, pueden tener consecuencias serias. Muchas mujeres creen que para estar lindas solo es cuestión de apretar un poco más el cinturón o hacer equilibrio sobre unos tacos de 15 centímetros, pero no se dan cuenta de cómo estas elecciones de estilo afectan la salud. 

Tacos Aguja
Atrapar tus pies en un stiletto que te estruja los dedos puede valer la pena si lográs atraer la atensión del hombre que te interesa. Pero si pasás demasiado tiempo tambaleándote sobre las agujas, también tus tobillos, rodillas y caderas van a reclamar atención. Todo el cuerpo, hasta la base del cráneo, sufrirá las consecuencias. 

Es un fenómeno físico, si modificás la base, el cuerpo se reacomoda para compensarse y mantener el equilibrio. Sin embargo, trae consecuencias. El uso constante de tacos muy altos puede desgastar el cartígalo de las articulaciones, el metatarso, el eje de la columna, las vértebras...A largo plazo, puede llevar a una artrosis prematura.

Solución: 
Bajá un poquito. Es recomendable usar tacos de unos cuatro centímetros en promedio y dentro de los posible, variar el calzado con diferentes alturas, para que el cuerpo no se acostumbre a tener siempre el mismo tipo de base. Igual podés usar un taco altísimo cuando la ocasión lo amerite, pero después elongá tus pantorrillas y gemelos para compensar. 

Si tu trabajo te oblia a usar trajecito, un taco de cuatro a cinco centímetros, con una horma no muy angosta y la punta redondeada o cuadrada, pueden ayudar; incluso se puede intentar una bota. Podés optar por las plataformas o los tacos chinos. Dentro de los posible, buscá suelas con materiales amortiguadores, como el corcho y la goma.

Ropa Ajustada
Los corsé y las fajas pueden cambiar tu aspecto. Si bien a corto plazo hacen desaparecer mágicamente los rollos, también causan otros problemas. Todo lo que comprime el cuerpo disminuye el retorno venoso, lo que puede incrementar un cuadro de celulitis; si es en la zona abdominal, puede generar probelmas digestivos, como hinchazón.  La ropa interior ajustada ayuda a la formación de várices. El problema es que las venas de tus piernas no son tan fuertes como para sobreponerse al estrangulamiento que producen las fajas y hasta algunas medias. 

Solución
Minimizá el daño poniendo tu sangre a circular. Levantá las piernas. Además, caminá enérgicamente unos minutos, para que los músculos envíen la sangre otra vez hacia el corazón. Lo principal para prevenir la aparición de várices es la actividad física, que puede ser una simple caminata o cualquier otro ejercicio aeróbico. Quien tenga una enfermedad venosa la va a tener igual, pero con mucho menos síntomas. 

Peelings Ardientes
Las limpiezas, las exfoliaciones y los peelings pueden liberarte de escamas deslucidas, sacar las células muertas atascadas en los poros y relevar la suave piel que hay debajo; pero algunos llevan la disciplina facial demasiado lejos y terminan provocando sarpullidos, brotes, infecciones y hasta cicatrices. Algunos productos se sienten como arenita; si se usan largo rato en el cutis, con demasiada fuerza, es posible que lastimen. Todo depende de lo que se usa y del tipo de piel de cada uno: gruesa, sensible, no sensible o seborreica. 

Solución
Si tu cutis es sensible, tené mucho cuidado con los productos que contienene retinoides y prestá atención a cualquier síntoma de irratación. El peligro está en ponerse cualquier cosa en la cara o hacerse algo indicado a otra persona. 

Bikinis extra small
Las tangas tipo cola less o hilo dental pueden traer algunos problemas. Esa tirita que te salva de la temida marca de la bombacha, resulta una autopista para los microbios. la tanga toca tu perineo (la piel que está entre la vagina y el ano) y funciona como un conector: cuando te movés, las bacterias del ano van derecho hacia tu vagina. Antes de que puedas pensar en tomar un antibiótico, tenés hongos. Muchas veces, cuando se usa cola less con pantalones muy ajustados, la fricción puede provocar lesiones en la piel de la vulva, lastimaduras que se convierten en un foco de infección. 

Solución
No hace falta que tires a la basura tus tangas, en tanto sean de algodón  o tengan al menos un parche de algodón en la entrepierna. Como este tejido es respirable, te mantiene seca y reduce la multiplicación de las bacterias. Cuanto más natural sea el g´nero, mejor. Otra opción es depilarte un poco menos: el vello funciona como una barrera de protección entre tu cuerpo y tu ropa interior. Y evitá el cola less para hacer ejercicio. Invertí en shorts o pantalones específicos para deporte, con entrepierna de algodón.

Carteras Grandes
No importa cuánto ames tu bolso enorm: tarde o temprano vas a sentir los efectos en tu cuello y tus hombros. es poque el trapecio y el músculo que elelva la escápula y el omóplato se agotan de sostener el peso. Entonces se resisten y aparecen los dolores de cabeza. 

Solución
Lo primero es llevar el bolso lo más vacío posible, siempre se llevan cosas innecesarias. Alterná el hombro en el que cargás la cartera, para afectar lo menos posible la columna. 
Fuente: Revista Women´s Health Argentina Edicion Agosto 2008



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...