Compártelo en:

diciembre 12, 2010

Disimulá tus kilos extra y otros "defectos"

Te sentís con algunos kilos de más y necesitás desprenderte de ellos ya mismo? Lo único que tenés que hacer es poner en práctica algunos trucos de estilo.

Aumentá las porciones de frutas y vegetales.
Además, reducí la ingesta de hidratos de carbono. Pero evitá las coles (brócoli, coliflor, repollo, repollitos de Bruselas) porque, al igual que el choclo y la cebolla, provocan distensión.



Dormí bien
Para evitar la aparición de ojeras son necesarias al menos ocho horas de descanso. Y descartar el tabaco y la cafeína.

Desviá la atención de las zonas problemáticas.
Usá zapatos con diseño llamativo, lentes de sol estilo diva o accesorios bien cool. Se trata de agregar toques de brillo, color y distinción. Hay que crear un look apropiado a cada persona, que destaque lo mejor de ella.

Inclinate por los vestidos con escotes en V.
Disimulan el busto y las caderas prominentes. Usalos con un cinturón fino brillante. Esto va llevar la atención a la cintura. Focalizá la atención en un punto, pero evitá recargarte.

Evitá usar ropa más grande de tu talle
Esto produce el efecto contrario al buscado: al perderse las formas, el cuerpo parece una masa grand, sin detalles. No te dejes llevar por un número de talle sino por cómo te queda la prenda.

Consumí menos sal
Esto es fundamental, ya que ayuda a no retener líquidos.

No a los grandes estampados.
Crean un impactante efecto visual. También hay que evitar los tejidos muy gruesos. Las texturas ideales son el jersey, la seda, la microfibra, la fibrana, el crepe, los tejidos finos y telas con buena caída, no adherentes.

Usá ropa interior modeladora.
Las bombachas altas ayudan a aplanar el abdomen, pero las medias con efecto reductor son mucho más impactantes.

Para deshincharte
Aumentá la cantidad de agua que tomás por día: es el mejor diurético y ayuda a eliminar toxinas. Evitá las gaseosas, la soda y demás bebidas finamente gasificadas y escapá de las frituras, azúcar, miel, fiambres, chocolate, productos de copetín, manteca y margarina.

Elegí bien el corpiño
Es importantísimo que haya espacio entre el busto y la panza. hay que elegir bien el talle y el modelo: existen algunos específicos para levantar o juntar o achicar...

Estilizá tu cara.
Usá corrector en polvo o en crema, de un color marrón agrisado, sin pigmentos colorados. Con una brocha chica, aplicalo en círculo debajo de los pómulos y en la papada. Eso adelgaza muchísimo la cara.

Elegí conjuntos que enfaticen tus mejores zonas.
Es fundamental encontrar nuestro fuerte y resaltarlo. Por ejemplo, si tenés cara, cuello y hombros divinos, pero no te gusta la línea de tu cintura, elegí una remerita strapless o que muestre un solo hombro.

Utilizá accesorios para disimular las áreas problemáticas
Si sos fuerte de caderas, uná una cartera tipo sobre, ya que no se adosa visualmente a esa zona. Si tenés mucho busto, optá por una cartera con manijas, que llegue a la altura de tu cintura.

Las más bajitas tienen que optar por rayas verticales
Dan una ilusión optica que funciona muy bien: estilizan muchísimo.

Disimulá caderas 
Evitá los pantalones en colores claros. Descartá también las telas brillosas, que dan sensación de mayor volumen. Si tenés buenas piernas pero mucha cadera, elegí polleras con forma de A, que son muy sentadoras.

No uses el pelo muy corto si tenés la cara redonda
Un largo a la altura de los hombros favorece más.

Llevá polleras o vestidos, en lugar de pantalones
Pero si elegis la última opción, prestá atención a la zona de la ingle, jamás debe abultar ni arrugarse.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...